easy divorcio imagen 
INICIO
TRÁMITES
REQUISITOS
HONORARIOS
PAREJAS DE HECHO
MATRIMONIOS HOMOSEXUALES
CONSULTAS ON-LINE
CONCEPTOS JURÍDICOS

DIVORCIO
SEPARACIÓN
CONVENIO REGULADOR
PENSIÓN DE ALIMENTOS
PENSIÓN COMPENSATORIA
PATRIA POTESTAD
CAPITULACIONES MATRIMONIALES
ENLACES DE INTERÉS
ÁREA PROCURADORES
DIVORCIO: CONCEPTO JURÍDICO


Principales modificaciones de la entrada en vigor de la 
Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio:


1. Desde la entrada en vigor de la citada Ley, puede solicitarse el divorcio de mutuo acuerdo sin necesidad de acudir de forma previa al trámite de la separación.

El legislador estima que el respeto al libre desarrollo de la personalidad, garantizado por la Constitución, justifica reconocer mayor trascendencia a la voluntad de la persona cuando ésta ya no desea seguir vinculado con su cónyuge. Así, el ejercicio de su derecho a no continuar casado no puede hacerse depender de la demostración de la concurrencia de causa alguna, pues la causa determinante no es más que el fin de esa voluntad expresada en su solicitud, ni, desde luego, de una previa e ineludible situación de separación.

La normativa pretende evitar la situación existente hasta ese momento, en que habitualmente se producía un doble procedimiento y admite en este momento, la disolución del matrimonio por divorcio sin necesidad de previa separación, ya sea judicial o de hecho. Ello supone un importante ahorro de coste económico a las partes, tanto como personal como de tiempo.

A pesar de ello, en cumplimiento de lo establecido en la Constitución Española, artículo 32, se mantiene como figura autónoma la separación judicial para aquellos casos en que los cónyuges no opten por la disolución de su matrimonio, sea cuales sean las razones que lo motiven.

Así pues, separación y divorcio son dos opciones distintas a las que pueden acudir las partes para solucionar la problemática de su vida en común.  De esta manera se refuerza el principio de libertad de los cónyuges en el matrimonio, ya que la voluntad de ambos decide sobre su convivencia.

El divorcio, antes de la modificación, era concebido como el último recurso al que podían acogerse los cónyuges y sólo cuando resultaba evidente que la reconciliación ya no era posible puesto que estaba establecido un período de separación dilatado. Para poder acceder al divorcio debía demostrarse el cese efectivo de la convivencia conyugal, o de la violación grave o reiterada de los deberes conyugales. El matrimonio no podía disolverse como consecuencia de la libre voluntad de las partes plasmado en un acuerdo de los esposos.


2. No es necesario alegar causa culpable para el divorcio o la separación. 

El modelo legislativo antiguo establecía el criterio de la separación-sanción, es decir, era la culpabilidad de uno de los cónyuges la que justificaba la separación o el divorcio.

El respeto al libre desarrollo de la personalidad, garantizado constitucionalmente, da mayor trascendencia a la voluntad de la persona cuando ésta ya no desea seguir vinculado con su cónyuge. De esta manera, el ejercicio de su derecho a no continuar casado no se hace depender de que demuestre la concurrencia de causa. La causa determinante es únicamente es su propia voluntad expresada en su solicitud de separación o divorcio, que en este segundo caso no puede hacerse depender de una previa e ineludible situación de separación.


3. Reducción de los plazos

Es suficiente con que uno de los cónyuges no desee la continuación del matrimonio para que demande el divorcio, y ello sin que el demandado pueda oponerse a la petición por cualquier motivo material, y sin que el Juez pueda rechazar tal petición, salvo por motivos personales. Para la interposición de la demanda sólo se requiere 

a/ Que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio, excepto en aquellos casos en que se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio, en que no será preciso el transcurso de este plazo para la interposición de la demanda, es decir cuando el interés ya sea de los hijos o del cónyuge demandante justifique la suspensión o disolución de la convivencia con antelación; 

b/ Que en la demanda se realice solicitud y propuesta de las medidas que hayan de regular los efectos derivados de la separación.

Desde un punto de vista jurídico y procesal, pueden diferenciarse dos modalidades: divorcio contencioso (solicitado unilateralmente por uno de los cónyuges) y divorcio de mutuo acuerdo (solicitado por ambos cónyuges o por uno con el consentimiento del otro).
 

REQUISITOS PARA LA SOLICITUD DE DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO                         arriba

1. Que hayan transcurrido 3 meses desde la celebración del matrimonio.

2. Que exista un acuerdo entre ambos cónyuges tanto en relación a la voluntad de solicitar el divorcio como a los efectos que se derivan.

3. Presentar un Convenio Regulador junto a la demanda, en que deberán incluirse los pactos a los que han llegado los cónyuges, en cuanto a los siguientes extremos:
  • Custodia de los hijos menores: Determinación de la persona a cuyo cuidado quedarán los hijos sujetos a la patria potestad de ambos progenitores.
  • Régimen de visitas, comunicaciones y estancia de los hijos con el progenitor no custodio.
  • Atribución del uso de la vivienda conyugal y de los muebles familiares.
  • Fijación de las pensiones en favor de los hijos y del otro cónyuge, si corresponde, y quien es el obligado al pago
  • Contribución a las cargas familiares de cada cónyuge.
  • Disolución del régimen económico matrimonial y, en su caso, liquidación de los bienes comunes.
Finalmente, se presentará judicialmente la demanda de divorcio, con necesaria intervención de Abogado y Procurador (si bien en el supuesto de divorcio de mutuo acuerdo, los profesionales pueden ser los mismos para ambos cónyuges).


EFECTOS DEL DIVORCIO                                                                                               arriba

1. Disolución del matrimonio, lo que supone la desaparición del vínculo matrimonial de forma irreversible (a diferencia de lo que ocurre con la separación), de manera que los ex-cónyuges pueden volver a contraer  nuevas nupcias.

2. Se modifica el estado civil que pasa a ser de divorciado/a.

3. Con la sentencia de divorcio queda disuelto el régimen económico matrimonial, aun cuando no esté expresamente liquidado.

4. Pérdida de derechos, como el sucesorio entre cónyuges.



DOCUMENTACIÓN MÍNIMA NECESARIA PARA PRESENTAR DEMANDA DE DIVORCIO  DE MUTUO ACUERDO                                                                                                  
              arriba
  • Certificado de matrimonio que expide el  Registro Civil de la localidad donde se celebró el matrimonio.
  • En el caso que los haya, certificado de nacimiento de los hijos que se solicitará en el Registro Civil.
  • La propuesta de Convenio Regulador, firmado por ambos cónyuges

Algunos Juzgados exigen la aportación del certificado de empadronamiento o acreditación del domicilio de residencia del matrimonio. 


PROCEDIMIENTO
                                                                                                          arriba

Una vez remitido el formulario cumplimentado Easy Divorcio elabora el documento regulador de los efectos, es decir, el Convenio Regulador, así como redacta la demanda judicial de divorcio




Los datos personales que sean proporcionados en este formulario estará protegidos y su uso sometido a la Ley Orgánica de Protección de Datos de 13 de diciembre de 1999, así como el secreto profesional del abogado. 

Una vez elaborado, le remitiremos el Convenio Regulador a fin de ser comprobados los datos que en él consta por los cónyuges. Una vez aprobado será remitido al procurador de la localidad donde deba presentarse la demanda, quien contactará con los cónyuges a fin de citarlos a la firma del convenio y entrega de la documentación obtenida (básicamente, certificados literales expedidos por el Registro Civil). En este momento, se realizará el pago de los honorarios.

Presentada la demanda y el convenio regulador firmado por ambos cónyuges en el Juzgado de Primera Instancia competente, los cónyuges serán citados judicialmente para que, por separado, ratifiquen su decisión ante el Juez y su conformidad con lo reflejado en el convenio regulador.

En el caso que alguno de los cónyuges no se ratifican en su deseo de divorciarse, el Juez dispondrá el archivo del expediente, pudiendo los cónyuges presentar demanda para tramitar el divorcio por la vía contenciosa.

Una vez ratificado, el Juez examinará si el convenio regulador no es dañoso para los hijos (con intervención en este caso del Ministerio fiscal de quien recabará informe) o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges. Si estima que concurre alguna causa para no aprobar el convenio, en todo o en parte, el Juez  concederá a los cónyuges un plazo de 10 días para proponer un nuevo convenio, limitado, en su caso, a los puntos que no hayan sido aprobados. 

El Juez oirá a los hijos si tienen suficiente juicio y en todo caso, si son mayores de 12 años, de forma reservada y respetando, en todo caso, el derecho a la intimidad del niño y la confidencialidad.

Las actuaciones quedarán para dictar sentencia, que deberá ser inscrita en el Registro Civil.


DIVORCIO CONTENCIOSO
                                                                                            arriba

En el caso del divorcio contencioso el único requisito es el plazo de los tres meses desde la celebración del matrimonio 
excepto en aquellos casos en que se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio, en que no será preciso el transcurso de este plazo para la interposición de la demanda).

En la demanda deberán solicitarse y proponerse las medidas que deberán regular la nueva situación.  Así el demandado, en su contestación deberá proponer aquellas que considere más convenientes, así como que el Juez pueda propiciar que los cónyuges lleguen a un acuerdo respecto algunas o la totalidad de ellas.


Volver arriba



Cualquier duda o consulta puede dirigirla a:





Aviso legal                              Protección de datos